www.amorypaz.net

Home La Fuente El Escritor Solo para ti Nuevos Escritos Contacto

El amor es una recompensa, y el odio es un castigo, y nunca se juntan en un coraz?n sano.

• Comerciantes y mercenarios de la Paz.


• Cuando los campos de los niños están sembrados de minas, marcha el amor buscando otro planeta limpio del odio y los comerciantes de la paz.
• Cuando alguien tiene que morir para que otros vivan.

• Cuando alguien tiene que morir por la clasificación de los certificados de origen y la elección de las razas originales.
• Nos faltan mujeres, nacen solo soldados.
• Y se queman todos los libros e historias de amor.
• No podemos hablar sobre el amor cuando estamos en la lista de espera de la muerte.
• Cuando los libros sagrados para nosotros, no son mas que una cultura para otros.
• Seríamos todos esclavos de una raza famosa por el cáncer de piel.
• Y sobra sol y sobra química, para fabricar su medicina, pero las pruebas no valen con ratas, pero valen con gente sin origen.
• ¿Hasta donde llega tu voz, cuando tu garganta esta pintada por una nicotina de alta calidad?
• Cuando nuestro futuro depende del banco mundial,
• Y nuestros sueños tenemos que presentarlos en un proyecto para una organización considerada por la ONU.
• Será nuestra vida un producto de consumo como la fruta que comen solo los burros.

• Hombre de la oscuridad

¡Maldito hombre de la oscuridad!
El mismo..... fabrica las minas,
El mismo..... las siembra en el camino de los niños y la paz,
El mismo..... destruye nuestras casas,
Y el mismo nos contrata para construirlas.
¡Maldito hombre de la oscuridad!
¿En verdad el hambre, es un crimen?
¿En verdad el color, es un crimen?
¿En verdad la raza, es un crimen?
¿En verdad el derecho, es un crimen?
¿En verdad el creer en Dios, es un crimen?
¿En verdad el vivir en paz, es un crimen?
• ¿En verdad el amor, es un crimen?

¡Cuantos niños saben utilizar las armas, y no saben escribir!
¡Saben matar, y no saben vivir!
¡Maldito animal de la oscuridad!
Nos vende sus armas y nos quita el trigo y los libros,
¡Nos vende todo... menos la paz!
Llámanos como quieres, ya no tenemos miedo de ti.
Cuando buscas en los escombros de una ciudad la felicidad,
Y no hay más que;
Libros de niños,
Restos de familias,
Escuelas vacías o muertas,
Restos de envases de medicamentos
de ancianos esperando la muerte,
¿Que más buscas, hombre de la oscuridad?

Pueden quitarnos todo:
Nuestras tierras, derechos, familias,
Hasta la urgencia y las ganas de vivir.
¡Pero nunca pueden quitarnos la esperanza, la fe, y el amor!